Joder, qué rutón

Más
12 Mar 2017 12:07 - 12 Mar 2017 12:10 #1 por Proclive
Joder, qué rutón Publicado por Proclive
Joder, qué pedazo de rutón.

A las nueve y media en la Vaguada, churrero espabilado que admira las motos, sobre todo la mía.

Además de mi Abuelita Jiñá, una especie de Jarli Estrit, una preciosísima Triumph Espid Máster, una BeEmeUveDoble, una Coqueta Marita Dos y Medio y una rarísima que no sé cómo se llama, ni sé porqué se llama moto.

A Becerril de la Sierra, que está en la sierra, para catar una pastelería. Catada y bien catada, magnífica fonda mediomañanera que nos insufló lo bastante.

A Navacerrada. Y efectivamente casi cerrada: una cola -un colón- de puta madre ahí arriba. Otra parada, otra fonda. Unas Sin y adelante.

Siete revueltas hacia abajo. Peligrosas. Las vertientes Norte son traicioneras. Nievecitas mal secadas a las riberas. Contramnanillar a to-meter y éxito.

Camino entonces de Pedraza. Pero desviándonos antes por un carretil menos ancho para darle emoción.

Estaba Pedraza colosal. Un sol que te cagas. Un excelentísimo paseo para desgastar las piedras que la asolan. Y al grano:

El Corral. Una terraza amplia, unos camareros certeros. Un solete reparador.

Cordero. Cochinillo. Lechuga. Viña Eguía. Milhojas. Café. Más café. Aún más café....

... y, claro, la cabra tira al monte: licorcitos que te criaron. Moderadamente. Qué rico con el puro enhiesto, el astro Helio acariciando semblantes, el chaleco de los reyes magos sobrando por la humanísima temperatura, los chistes yendo y viniendo (sobre o todo yendo) de las quijadas abiertas a las mandíbulas batientes.

Cuando los estómagos -en paz- solicitan tiempo muerto, hay que concedérselo. Así que buscamos una yerba idónea y a tumbarse. Una horeja y media, o sea, noventa minutejos, de debida reflexión. Me gusta denominarlo Yoga Ibérica.

Así que en pié, ya repuestos. La Jarli se va, se va, se va hacia su ciudad de origen. Los demás encaramos la tarde con una decisión estratégica: ¿regresamos por la vulgar y herida A-1, o mejor nos embarcamos en los tres puertos que no separan de (o nos unen con; según se quiera mirar) Madrid?.

A los puertos. Vamos allá. Pero halando, que no nos sorprenda la noche en dificultades.

Vamos allá. El de Navafría, con sus enlazadas cabronas que se llevaron unos centímetros del tacón de mi bota izquierda. Y luego más. Ritmo, ritmo, que la luna empieza a vencer al Sol en la diaria liza del ocaso. Vamos, vamos....

La Morcuera. Luz menguante, pero sobre todo luz artística. Enrojeciendo el verde, violetizando el ocre, despampanando la mente: porque quiere uno seguir raudo por evitar las tinieblas que se acercan, pero también quiere delectar los cromatismos nobles de la serrana naturaleza.

Curvas como nunca. Me parecía que estrenaba la palanca cada vez que subía de segunda a tercera o bajaba. Sensaciones novedosas. Soltura. Sentido del riesgo mezclado con seguridad. Prudencia y medición ensalzadas.

Nos vio llegar Miraflores por los pelos. Por los pelos, porque justo en ese momento dejó de verse todo. Porque la noche imperó. Siempre impera. Es su natural.

Así que parada, cocacola y pitillo.

Y a casita.

Acojonante.


Este mensaje tiene una imagen adjunta.
Por favor iniciar sesión o registrarse para verla.

Última Edición: 12 Mar 2017 12:10 por Proclive.
El siguiente usuario dijo gracias: chicano, FALCATA

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Más
12 Mar 2017 13:17 #2 por FALCATA
Respuesta de FALCATA sobre el tema Joder, qué rutón
He disfrutado casi tanto leyendo tu relato como tú haciendo el "rutón". -gracias- cerveza1 cerveza1
El siguiente usuario dijo gracias: Volcano, Proclive

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Más
12 Mar 2017 20:19 #3 por Volcano
Respuesta de Volcano sobre el tema Joder, qué rutón
Pues he disfrutado con la prosa. Imagino la ruta y sin duda ha sido un rutón.
Gracias
El siguiente usuario dijo gracias: Proclive

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Moderadores: oraculoGrimAsgardiano
Gracias a Foro Kunena